Pedro  Ibáñez  Ojeda 

(1913 - 1999)

         Pedro Ibáñez Ojeda nació el 27 de octubre de 1913, en Concepción y falleció el 29 de junio de 1999 en Viña del Mar. Hijo de Adolfo Ibáñez Boggiano y de Graciela Ojeda Rivera. Casado con Adela Santa María Balmaceda (fallecida en 1976), tuvo cinco hijos: Pedro, Gonzalo, José Luis, Adolfo y Adela.

         Fue conocido entre los jóvenes de Renovación Nacional como el "Trasatlántico" del partido, debido a su habilidad para lograr buenas transacciones en materias políticas y económicas.

         Los estudios secundarios los realizó en el Liceo "Eduardo de la Barra" de Valparaíso.

         Finalizada su etapa escolar, se inició en las actividades comerciales, desempeñándose desde 1930 como empresario industrial y agricultor. Ese mismo año decidió trasladarse a Valparaíso para ingresar a la empresa de su padre, Adolfo Ibáñez y Cía, donde comenzó como "junior" para, luego, tras haber cumplido diversos cargos, llegar a presidirla en 1951.

         Después de la segunda guerra mundial, obtuvo el puesto de Gerente General de la Cía. Industrial y Comercial "Tres Montes" S.A. y de la Fábrica de Aceites S.A. Por esos años decidió dividir la empresa de su padre en tres menores siendo una, la industrial "Tres Montes", otra, la comercial "Ibáñez y Cia" y otra más pequeña, que más tarde se convertiría en la conocida cadena de Supermercado "Almac" y "Ekono" posteriormente y otras empresas exportadoras.

         En otro ámbito, trabajó, entre 1952 y 1967, como Decano de la Facultad de Comercio y Ciencias Económicas de la Universidad Católica de Valparaíso. Además, fue director y Presidente desde 1951 de la Fundación Adolfo Ibáñez.

         Pedro Ibáñez desarrolló una exitosa carrera empresarial que se proyectó más allá de los meros negocios. De este modo, en 1954 creó la Escuela de Negocios en Valparaíso, la que se transformó, más adelante, en la Universidad Adolfo Ibáñez. En esos años, también, fue Presidente del Instituto Libertad y Profesor emérito de la Universidad Adolfo Ibáñez. Refiriéndose a su labor en la Escuela de Negocios expresó: "La complejidad de los actos económicos de nuestra época obliga a radicar su estudio en el más alto nivel de la Universidad. La severa disciplina del estudio será el medio más eficaz para que las futuras generaciones que orientan sus vidas hacia las labores económicas adquieran los conocimientos vastos, la sólida formación espiritual y el temple de la voluntad que en el ejercicio moderno de estas labores exige en quienes de dedican a ellas. Los hombres de empresa capaces de medir certeramente la proyección considerable de sus funciones tienen que aceptar que ellas no son en absoluto independientes, sino que están insertas en ese vasto y complejo tejido que constituye la nación".

         Por otra parte, como miembro de la comunidad Ibáñez Ojeda explotó el fundo de su propiedad "Huertos de Colonquén" situado San Felipe. Asimismo, fue Director de la Sociedad Explotadora "Tierra del Fuego".

         En 1954, fue designado Presidente de la Cámara Central de Comercio de Chile, cumpliendo como el primero de esta entidad hasta 1965. En 1958 asumió la presidencia del Banco del Estado de Chile hasta 1961, fecha en que desempeñó el mismo cargo en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP) con sede en Montenegro hasta 1964.

         Inició sus actividades políticas en 1960 al ingresar al Partido Liberal, donde permaneció por seis años.

         En 1961 fue electo Senador por la 3a Agrupación provincial (Aconcagua, Valparaíso) para el período de 1961 a 1969. Se integró a las Comisiones de Educación Pública, de Hacienda, de Economía y Comercio y Mixta de Presupuesto.

         En 1966 se incorporó al Partido Nacional, el que fue organizado en conjunto con Francisco Bulnes, Sergio Onofre Jarpa y su primer Presidente, Víctor García Garzena. De este partido será miembro durante ocho años, hasta 1973.

         En 1969 fue reelecto Senador por la misma Agrupación, pero en representación del Partido Nacional para el período de 1969 a 1977. Durante su labor, perteneció a las Comisión Mixta de Presupuesto y de Relaciones Exteriores. Además, fue miembro integrante del Comité Parlamentario del Partido Nacional en 1970. Sin embargo, no logró cumplir la totalidad de su período a causa del Golpe de Estado y la consecuente disolución del Congreso el 21 de septiembre de 1973.

         Entre las mociones hechas ley, durante su función senatorial, están: Ley N° 16924, del 10 de noviembre de 1968, sobre nueva denominación para el Liceo de Niñas de San Felipe.

         En 1976, año en que muere su esposa, se integró al Consejo de Estado, desde donde intervino en la formulación de la Constitución Política de 1980. Entonces, protagonizó una gran polémica junto a Carlos Cáceres al oponerse a la implementación del sufragio universal.

         Más adelante, en 1983, con 70 años de edad, se reunió con Andrés Allamand y otros 167 ex dirigentes del Partido Nacional para fundar el Movimiento Unión Nacional, que posteriormente pasó a llamarse Renovación Nacional.

         En 1983, fue miembro y Presidente de la Comisión Racionalizadora del Conglomerado Forestal. También, fue Cónsul de "El Salvador" en Valparaíso.

         En 1987 participó de la fundación de Renovación Nacional, donde permaneció hasta 1991. La última actividad que desempeñó fue la de miembro de la Comisión política de este partido. Estando en esta función le sobrevino un accidente vascular que lo dejó postrado hasta el día de su muerte. Los funerales se realizaron en Valparaíso con asistencia de parlamentarios, personalidades políticas, empresariales y académicas. Sus restos fueron llevados a Panquehue para ser sepultados en el cementerio familiar de Colunquén, en esa comuna.

         Durante su vida se destacó por ser un gran influyente político y exitoso empresario. Defensor de la economía de Libre mercado y antimarxista, su espíritu de innovación lo demostró en los negocios y con nuevas formas de comercialización. Además, se estableció como uno de los pioneros en la exportación de frutas.

         Debe destacarse el recibimiento del premio Portales en 1962 y su desempeño como Doctor Honoris Causa en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Entre otras, labores, impulsó dos fundaciones, una en recuerdo de Salvador Reyes y otra de Lukas.